“EL MILAGRO DE LA VIDA”

Escrito por: Irene García-> 28/7/2010

Lara cumple mañana dos años.

Hace dos años a estas horas una ginecóloga bastante empática me estaba diciendo que mi hija era un CIR (crecimiento intrauterino retardado) con redistribución de flujo y que tenía que nacer ya, sí o sí. Que probablemente pesaría unos 700 gr y que dado que mi cesárea anterior se había producido por fracaso de la inducción, su nacimiento tenía que ser de nuevo por cesárea. Cuanto antes. Nada te prepara para una cosa así, pero de todas formas os doy un consejo: la preparación no es necesaria y no sirve de nada anticipar. A las diez de la mañana del 29 de julio de 2008 me enseñaron una mini niña preciosa, que lloraba como una desesperada. Doce horas después fui capaz de levantarme y acudir a la UCIN en la que estaba ingresada. La enfermera de turno me preguntó si quería cogerla y me dijo que quería probar una cosa. Contemplar como un bebé de apenas un kilo de peso es capaz 12 horas después de haber nacido por cesárea de encontrar el pecho de su madre y engancharse a la vida a través de la teta es como contemplar un milagro. Después de eso Lara estuvo unas tres semanas siendo alimentada únicamente por sonda, mientras yo me sacaba leche compulsivamente, en la sala de madres, en casa, en la UCIN, en cualquier parte. Lara y yo somos la prueba de que las relactaciones, las lactancias complicadas, son posibles. Hay muchas historias más, de partos difíciles, de madres enfermas, que consiguen a pesar de todo dar el pecho. Yo las he visto. Si tienes dificultades con la lactancia que nadie te diga que no puedes, busca ayuda. La ayuda es fundamental para conseguir amamantar. No te cortes. Busca ayuda y suelta lastre. Haz oídos sordos a todos los que te dicen que no vas a poder, contrasta toda la información que puedas, no te fíes de lo que te digan. El gran drama de la lactancia materna es que muchos profesionales de la salud lo desconocen casi todo sobre ella, pide segundas opiniones. Al fin y al cabo, tratando mastitis los expertos españoles suelen ser veterinarios. Únete a un grupo de madres lactantes. Después de cesárea, en medio de un enorme estrés o tristeza, tras una separación larga, con un bebé muy pequeño. Querer es poder, aún en condiciones muy malas. Las mujeres en el tercer mundo lo hacen contínuamente. Si quieres dar el pecho inténtalo. Dar la teta es la leche. No te quedes con las ganas. Yo no le digo a las madres recientes o futuras que tienen que amamantar. Les digo que pueden amamantar. Porque esa es la verdad.

Fuente: http://www.sermamas.es/experiencias/el-milagro-de-la-vida/

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lactancia materna y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s